cuidados para un techo falso

Dónde Comprar

Dónde Comprar

BUSQUE
Productos +
Inspiración +
Intro. a los Techos +
Instalaciones +
Atención al cliente +
Seleccione idioma +

Cómo limpiar su techo falso (o suspendido)

Obtenga consejos de limpieza sencillos, para mantener su techo falso como si estuviera como nuevo.

Sencillos pasos de limpieza para todos los techos falsos (suspendidos) de Armstrong

Los techos falsos de Armstrong requieren muy poco cuidado para mantenerlos limpios y como nuevos. Sólo siga estos sencillos pasos para que pueda disfrutar de la excelente apariencia y desempeño de su techo falso.

Sencillos pasos de limpieza para todos los techos falsos (suspendidos) de Armstrong

No importa de qué material está hecho su techo falso, éstos pasos sencillos y rápidos harán que se vea hermoso. Antes de empezar, asegúrese de tener las manos limpias cuando toque los paneles o las baldosas de su techo. Luego, extienda una lona o cubierta plástica sobre sus muebles y pisos para protegerlos del polvo y las partículas de sucio. Por último, protéjase con unos lentes de seguridad y una máscara antipolvo. Ahora usted está listo para empezar a limpiar.

Utilice una aspiradora con accesorios para eliminar el polvo y las telarañas de su techo falso. Los accesorios de cerdas suaves, como los diseñados para la limpieza de tapicería, o las paredes, hacen un excelente trabajo. Limpie sólo en una dirección, para evitar el roce del polvo en la superficie del techo. Limpie con la frecuencia que considere necesario, pero por lo general se recomienda una vez cada 4 meses.

También puede pasar suavemente un plumero o un limpiador de estática por su techo falso, con especial atención en las esquinas. Evite usar limpiadores de estática baratos que pueden llegar a engancharse y dejar pequeñas fibras en su camino. No deben utilizarse los paños desechables para quitar el polvo, porque pueden engancharse en superficies con textura, y de hecho pueden hacer que las baldosas queden más sucias por el raspado producido con el polvo.

Algunos techos falsos específicos de Armstrong podrían necesitar cuidados especiales

Techos falsos de fibra mineral. Después que haya quitado el polvo, se pueden borrar fácilmente las marcas de lápiz, manchas o suciedad adherida con una goma de borrar común. Para manchas difíciles, pruebe usar una esponja de goma pura, a veces llamada "esponja seca." Esta esponja agarra con precisión el polvo y hollín de las paredes y los techos. Siempre use este tipo de esponja completamente seca y evite el contacto con el agua. Usted puede conseguirlas en tiendas de ferreterías, y donde se vendan productos comerciales de limpieza o de restauración. Los techos de fibra mineral también se pueden limpiar con un paño húmedo, o una esponja normal humedecida en agua que contenga un jabón suave. La esponja debe mojarse con la menor cantidad de agua posible, para evitar la saturación de las baldosas del techo. Después del lavado, limpie las baldosas con un paño o una esponja ligeramente humedecida en agua limpia.

Techos falsos de fibra de vidrio. Quite el polvo como se indica arriba. Los techos de fibra de vidrio se ven menos afectados por la humedad, y resisten los lavados constantes con detergentes suaves. Los paneles y las baldosas para techos de Armstrong tratados con BioBlock™ combaten eficazmente el olor y las manchas que causan el moho y las bacterias. Sin embargo, usted debe evitar el exceso de sucio o la acumulación de polvo, que podría propiciar un medio para el crecimiento microbiano.

Techos falsos de metal. Remueva el polvo como se indica anteriormente, si el techo de metal no está en la cocina. En la cocina, donde los residuos se pueden acumular, no trate de quitar el polvo de las áreas de su techo de metal donde el sucio es más fuerte. Remueva primero el polvo de las áreas secas, y luego proceda a lavar con una solución de agua tibia y un detergente suave para lavar platos, que no sea abrasivo. Use una esponja suave, limpiando cada baldosa con cuidado, para evitar que se raye la superficie. Una vez que la superficie esté limpia, utilice un paño suave y sin pelusa para secar bien las baldosas. Para manchas muy pegadas, como la acumulación de grasa o nicotina, use un detergente que quite la grasa y agua tibia, y luego seque como se indica.

Para las áreas que estén manchadas, rayadas o sucias, que simplemente no pueda limpiar, usted puede reemplazarlas fácilmente con baldosas o paneles nuevos. Esa es la ventaja de un techo falso, ¡son tan fáciles de cuidar!